Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Abril 20 / 2019

Galeano, portador de reflejos para los lectores cubanos

E-mail Imprimir PDF

Roque Dalton, parte fundamental de la más reciente obra del escritor uruguayo

Agencias Internacionales

LA HABANA - El escritor uruguayo Eduardo Galeano presentó ayer aquí su libro Espejos. Una historia casi universal, Premio Honorífico de Narrativa José María Arguedas 2011 de Casa de las Américas, y adelantó pasajes de su próximo volumen Los hijos de los días.

El autor de Las venas abiertas de América Latina agradeció -ante cientos de congregados en la Casa- el laurel concedido a su libro, ante todo, por llevar el nombre de Arguedas, quien "murió de Perú cuando -dijo- ya no pudo soportar la guerra que en sus adentros libraban las dos mitades [la blanca y la indígena] de su país roto".

"No me interesan los ingenieros de palabras", señaló Galeano, quien aseguró, en contraste, haber sido marcado por Los ríos profundos, obra capital del escritor peruano.

"Me enseñó a penetrar en las profundidades de América, en todas sus tragedias y fiestas posibles", afirmó.

Tras dedicarle la lectura de sus textos a "las manos con que escribieron" José María Arguedas y Juan Carlos Onetti -su compatriota, amigo y maestro-, Galeano inició una de esas "fiestas posibles" ante un público de admiradores expectantes.

Leyó doce viñetas -una por cada mes del año- de las 366 que conforman el inusitado calendario de Los hijos de los días, en el que cada jornada revela un misterio de la realidad o denuncia una impostura del devenir americano y mundial.

Inspirado en las "verdades del mundo maya", donde "el tiempo funda el espacio", por este anuario -diseñado, sin embargo, según la convención occidental- transitan y se cruzan personajes de todas las épocas y latitudes.

Desfilan, por ejemplo, Napoleón Bonaparte y los banqueros de Wall Street; los escritores Horacio Quiroga (Uruguay) y Roque Dalton (El Salvador); las víctimas innominadas de las dictaduras latinoamericanas; los próceres Juana Azurduy (Agentina) y Amílcar Cabral (Guinea Bissau); Adán, Eva y todos los hombres y mujeres que vinieron después.

Galeano regaló asimismo las breves imágenes de Espejos. Una historia casi universal (2008), donde los lectores -"hasta los blancos blanquísimos"- podrán redescubrirse como "africanos emigrados", porque "el racismo produce amnesia" y con frecuencia olvidamos de dónde venimos.

La prosa del uruguayo recuerda sin exabruptos la deuda de las vanguardias pictóricas europeas del siglo XX con el arte africano; la expiación del pueblo haitiano por el único pecado de liberarse; la injusticia elemental del patriarcado; y la secular espera de los indígenas bolivianos para ver un hermano (Evo Morales) en la presidencia, entre otros detalles "casi universales".

Los pasos del uruguayo José Artigas, el venezolano Simón Rodríguez y el cubano José Martí hacen camino en estas páginas, por las que también camina el Che Guevara, multiplicado gracias a su "peligrosa costumbre de seguir naciendo".

Eduardo Germán María Hughes Galeano (Montevideo, 1940) conquistó en dos ocasiones el Premio Casa de las Américas, por su novela La canción de nosotros (1975) y su cuaderno de testimonios Días y noches de amor y de guerra (1978).

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton