Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Abril 20 / 2019

California: Nitrato en agua, miles en riesgo

E-mail Imprimir PDF

Por Eduardo Stanley (*)

FRESNO, California - Parece irónico pensar que un elemento tan básico para el sustento de la vida, como el agua, también puede traer la muerte.

Pero esto es precisamente lo que puede ocurrir si tomamos agua envenenada.

Este peligroso riesgo lo viven millones de personas en areas agrícolas con uso intensivo de productos químicos, como fertilizantes.

En el caso particular del Valle de San Joaquín y del Valle de Salinas, en California, un nuevo y completo estudio presenta un panorama nada optimista sobre la calidad del agua disponible para millones de consumidores y respecto a posibles soluciones.

Concretamente, se trata de la presencia de altos niveles de nitrato en partes de ambos valles. El nitrato es un subproducto del nitrógeno en los fertilizantes usados por la industria agrícola. Unas 2.6 millones de personas en estas áreas dependen del agua subterránea para usarla como agua potable, incluso las comunidades más pobres de California -habitada principalmente por trabajadores agrícolas y sus familias. Altos niveles de nitrato pueden ser mortales para las personas. El estudio abarca cuatro de los cinco condados agrícolas más ricos de la nación, que representan el 40 por ciento de la tierra irrigada de California, y más de la mitad de la industria del ganado vacuno del estado.

El estudio, "Nitratos en aguas subterráneas de California", elaborado por la Universidad de California, Davis, a un costo de dos millones de dólares, fue presentado el martes 13 de marzo. Este trabajo es el resultado de una ley estatal de 2008 que pedía a la Junta Estatal del Control de Recursos Hídricos (State Water Resources Control Board) que preparara un reporte al gobierno para conocer los niveles, causas y soluciones de la contaminación del agua.

"Hay muchas enfermedades del estómago por aquí, hay muchos problemas", dice Jesús Quevedo, un residente de Cutler-Orosi, dos pequeñas comunidades vecinas del condado de Tulare, en el Valle de San Joaquín, con una población combinada de 13.000 personas, siendo más del 80 por ciento de origen latino. "Cuando el nivel de contaminación del agua sube, nos avisan. Nos reunimos con la Junta local del agua para buscar soluciones, pero resulta que no hay presupuesto".

Quevedo paga $63 dólares mensuales por el servicio de agua domiciliaria, pero no puede ni beber ni cocinar con esa agua. El, como el resto de los residentes de las zonas contaminadas, debe comprar agua embotellada. "Gastamos más de $20 por semana en agua potable, además del tiempo invertido y el gasto de la gasolina", explica.

Quevedo, como muchos residentes de comunidades rurales con agua contaminada, decidió participar de esfuerzos organizativos para buscar una solución. "Hablamos con los rancheros, pero ellos dicen que no tienen dinero... Sin embargo muchos de ellos reciben subsidios", se queja.

"Hay negligencia en el uso de los fertilizantes en la agricultura y en la eliminación de los residuos del ganado", dice Susana de Anda, Coordinadora del la organización ambientalista AGUA, del condado de Tulare. "Este estudio es importante porque concluye que el 96 por ciento de la contaminación del agua proviene de la agricultura y de los desperdicios del ganado".

El nitrato esta asociado con enfermedades como "blue baby syndrome" (esta enfermedad se produce cuando el nitrato afecta la oxigenación en la sangre de los niños, cuya piel se torna de color azulado y que puede resultar en la muerte), problemas reproductivos y hasta cáncer. Los niños son particularmente sensibles a este químico que es inoloro e incoloro.

"No puedes hervir el agua con nitrato porque es peor", asegura Quevedo. "Al hervir, el químico se concentra más".

La fiebre por aumentar la producción agrícola ha llevado a los empresarios de la comida ha volcar toneladas de químicos en las tierras. Por ejemplo, el poderoso químico DDT fue prohibido en 1972 y aún se detecta su presencia en diferentes zonas donde ha sido usado de manera indiscriminada. La falta de reglamentos y leyes de protección son complementarias a esta situación, consecuencia en parte del cabildeo de esta poderosa industria. El popular eslogan "menos gobierno" es parte de este cabildeo y propaganda destinado a evitar reglamentos que exijan mayor responsabilidad a los agricultores y ganaderos.

El estudio de la Universidad de California, Davis, se une a otros que han ido advirtiendo de la contaminación del agua y del aire producida por químicos y por los residuos de las vacas. En los últimos años, la industria lechera ha aumentado notablemente en el Valle de San Joaquín, lo que significa un mayor volúmen de estiércol que, a pesar de algunos esfuerzos, generan contaminación en el agua subterránea.

Soluciones

El estudio advierte que esta contaminación no es nueva y que su efecto durará "décadas". En otras palabras, después de años de recibir químicos, la tierra y el agua no podrán limpiarse en poco tiempo.

"Queremos impulsar una ley que declare el acceso al agua potable un derecho humano en California", dice De Anda. "Esto obligará al gobierno y a las agencias oficiales a buscar una solución".

Una de estas soluciones puede ser, según el estudio, usar el agua contaminada con nitrato para irrigación -o sea, reusar el nitrato, componente de muchos fertilizantes. Al mismo tiempo, los agricultores deberán usar el monto necesario, evitando el exceso del químico. Y además, recargando las napas subterráneas de agua con líquido limpio.

Esa solución es viable y a un costo reducido. Otras soluciones, como la limpieza total del agua contaminada es una operación complicada y muy costosa.

La legislatura de California podrá estudiar ahora opciones para reunir fondos destinados a la limpieza del agua contaminada. Un impuesto al uso de los fertilizantes cuyos fondos se dediquen a dicha limpieza es posible, según De Anda.

"Los agricultores y los ganaderos contaminan el agua y el aire que afectan más a la gente pobre", dice Quevedo. "Ellos no toman esa agua... Es hora de que paguen la limpieza".

(*) Publicado en AOL Noticias: http://noticias.aollatino.com/

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton