Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Abril 20 / 2019

El socialismo retorna a Francia con Hollande

E-mail Imprimir PDF

En prácticamente dos semanas, el Partido Socialista francés depuso por la vía electoral al régimen centro-derechista

Agencias Internacionales

PARIS - El socialista François Hollande se impuso hoy en las elecciones franceses, por lo que el país volverá a tener un presidente de izquierda tras 17 años.

Hollande, de 57 años, ganó claramente en la segunda ronda de los comicios ante el presidente saliente, Nicolas Sarkozy.

"¡El cambio comienza ahora!", dijo Hollande por la noche en su primer y ovacionado discurso como presidente electo. Desde su distrito electoral, Tulle, en el centro de Francia, habló de una señal para Europa y llamó a la unidad. Añadió que quiere que se mida su mandato en los éxitos que logre en cuanto a los jóvenes y a la igualdad.

El conservador Sarkozy admitió su derrota y llamó a sus seguidores a respetar al presidente electo. "François Hollande es presidente de la república y debe ser respetado". En tono cansado, Sarkozy dijo ante sus decepcionados seguidores en París que le deseó mucha suerte a su sucesor y que se retirará de la política, como ya había anunciado.

Tras el recuento del 52 por ciento de los votos, Hollande sumó alrededor del 52 por ciento de los votos. En estos últimos tiempos, Sarkozy era considerado el jefe de Estado menos popular desde 1958, cuando se introdujo la elección directa del presidente.

En París y en el distrito de Hollande, Tulle, se produjeron  caravanas de coches yfronthollande festejos. En la capital francesa se reunieron decenas de miles de seguidores de Hollande en la Plaza de la Bastilla. En el mismo lugar, un símbolo de la Revolución Francesa, celebró en 1981 la izquierda francesa el triunfo de François Mitterrand. En ese entonces, Mitterrand era el primer presidente socialista desde la fundación de la Quinta República en 1958.

"Cuántas emociones esta noche. Hemos esperado tanto", dijo la titular del Partido Socialista, Martine Aubry, tras conocerse los resultados. El ministro de Relaciones Exteriores Alain Juppé, que felicitó a Hollande por la victoria, admitió: "Esto no es un tsunami, pero sí una derrota".

En el exterior hay gran expectativa por ver qué efectos tendrá este cambio en el poder en París en la política europea y económica del país. Hollande, que en los próximos cinco años dirigirá los destinos de la segunda economía más grande de Europa, defendió en su campaña electoral una Europa más social.

El jefe de los socialistas anunció que renegociará el pacto fiscal que tanto le costó alcanzar a la Unión Europea. En estados con gobiernos conservadores como Alemania se rechaza estrictamente esta posibilidad.

"La política de recortes no puede convertirse en la perdición de Europa", dijo Hollande en su discurso en Tulle, al que acudió con su compañera sentimental Valérie Trierweiler. Según datos procedentes de su equipo de campaña, esta noche iba a comunicarse con la canciller alemana, Angela Merkel.

También suponen un potencial conflicto internacional los planes de Hollande de retirar anticipadamente las tropas francesas de Afganistán. En contra de lo acordado con los aliados, quiere que los efectivos regresen ya a fines de 2012.

Además, la política interior, los bancos y quienes perciben altos ingresos deberán prepararse para enfrentar tiempos más duros. Hollande declaró el mundo financiero abiertamente como su "rival". Quienes tengan mayores ingresos en el futuro pagarán hasta un 75 por ciento de impuestos.

Con la cumbre del G8 (18 y 19 de mayo) y la de la OTAN (20 y 21 de mayo), Hollande tendrá sus primeras citas internacionales importantes muy poco después de asumir el mandato.

Semblanza del socialista François Hollande

innerhollande1Durante años lo subestimaron, pero él ha conseguido lo que muchos de sus correligionarios soñaron: François Hollande, de 57 años, será el nuevo presidente de Francia. Desde su admirado François Mitterrand, ningún socialista había conquistado la presidencia. De eso hace ya 17 años.

Su repentino ascenso ha sorprendido a propios y extraños. Tras una increíble metamorfosis ha conseguido erigirse como un hombre de Estado abandonando la imagen de aburrido y consiguiendo así lo que no pudo lograr su compañera sentimental hace cinco años, Ségolène Royal.

Las dudas llegaron tan sólo cuando la campaña electoral se vio alterada con los asesinatos en Toulouse y Sarkozy se alzó como defensor del derecho y el orden. "Sí, en aquel momento tuve dudas", reconoció Hollande el último día de su campaña electoral en declaraciones al diario "Le Parisien".

Hasta hace poco, fuera del país se le conocía como el compañero sentimental de la política socialista Royal, la madre de sus cuatro hijos y la candidata socialista que disputó la presidencia a Sarkozy hace cinco años. Tras la derrota electoral se dio a conocer su separación.

Hoy la mujer que está a su lado es la periodista de 47 años Valérie Trierweiler. Esta mujer, divorciada en dos ocasiones, aporta a la relación tres hijos. En la campaña electoral acudió a los actos de Hollande, pero permaneció en un discreto segundo plano. Está considerada como la mujer que está detrás de la transformación del líder socialista.

Hollande estudió derecho y ciencias políticas. Posteriormente se graduó en la elitista Ecole Nationale d'Administration (ENA). Tras finalizar sus estudios en la ENA en 1980, comenzó a trabajar en el Tribunal de Cuentas. En el partido Socialista ingresó en 1979 sin sumarse a ninguna corriente dentro de la formación. En la lucha por ingresar en la Asamblea Nacional, perdió en 1981 frente al que sería posteriormente el presidente Jacques Chirac en su departamento natal Corrèze.

Entre los candidatos socialistas a la presidencia, sacó partido de su imagen de "hombre normal", con los pies en la Tierra, pero sobre todo despuntó cuando en esa carrera quedó apeado el que se perfilaba como el candidato con más posibilidades, Dominique Strauss-Kahn, quien se ha visto imputado en escándalos sexuales.

En la campaña electoral, este hijo de médico nacido el 12 de agosto de 1954 en Rouen (Normandía) se deshizo pronto de esta imagen sosa. En su momento hubo burlas por su aspecto rollizo, pero Hollande perdió peso significativamente, escogió un vestuario más moderno y en sus comparecencias se presentó cercano. Cada vez se le veía más como un hombre de Estado.

Está considerado como una persona consecuente y confiable, con tendencia a la jovialidad y de buen humor. Al final de una agotadora y larga campaña electoral dijo que quería ser el presidente de todos los franceses.

Las voces críticas le reprocharon durante la campaña su falta de experiencia en la arena política internacional o experiencia en el gobierno. Su adversario, el presidente saliente Nicolas Sarkozy, se burló hace tan sólo unos días de su pobre inglés.

Hollande buscó impertubable convencer con una visión de Europa más social y no tuvo miedo de enfrentarse a Berlín en su lucha por una iniciativa que aliente el crecimiento, aparte del pacto fiscal. Y a los ricos en Francia les espera lo que Hollande prometió: pagar más.

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton